Select Page

La pandemia del Coronavirus Covid-19 ha avanzado a paso firme e inclemente por el mundo. Que acumula cada vez más casos de contagio y decesos.

Particularmente en aquellos países donde el manejo de contingencia no ha sido el más transparente y equilibrado. En donde incluso existe un comprobado subregistro de decesos reales por causa del SARS-CoV-2.

La realidad es que, a pesar de ya existir vacunas, en realidad tomaría cerca de seis años adicionales el poder erradicar al Coronavirus Covid-19. Al menos eso opina un experto en el tema.

Una carrera contra reloj

De acuerdo con un extenso artículo de The Epoch Times, la presencia en el mundo del SARS-CoV-2 no podrá ser controlada hasta por lo menos el año 2027.

Eso es por lo menos lo que proyecta en tiempo el profesor Sanjaya Senanayake de la Australian National University. El especialista en enfermedades infecciosas y profesor resalta que unos 70 países se han inscrito en programas de vacunación globales.

Por este motivo estima que la meta mundial de control no se alcanzará en uno o dos años. Pero hay un riesgo latente mayor si no se reparte la vacuna de manera equilibrada entre todas las naciones del planeta:

Con la tasa actual de vacunación, se estima que no alcanzaremos una cobertura global del 75 por ciento con vacunas durante unos seis años.

Si continuamos con esta dinámica de distribución global de la vacuna mientras en otras partes del mundo la infección continúa sin control, entonces veremos surgir más cepas siniestras que podrían tener un mayor impacto en la eficacia de las vacunas.

El caso más claro de este escenario latente es la variante sudafricana del Coronavirus Covid-19. Donde la vacuna de AstraZeneca demostró tener una efectividad de apenas un 10% en un reciente ensayo.

Dicha prueba se realizó en una muestra de sólo 2.000 personas, por lo que es necesario hacer mejores estudios con mayor número de participantes y tiempos de evaluación más extensos.

Aunque las mutaciones del SARS-CoV-2 son un riesgo en potencia la mejor estrategia parece ser distribuir las vacunas a la brevedad.